viernes, 22 de agosto de 2014

INTERCESIÓN DE LOS SANTOS

Y COMO SE COMUNICAN CON NOSOTROS 
Muchas cosas que suceden en el cielo son un misterio para los de la tierra, pero otras están bastante bien discernidas como la intercesión de los santos por nosotros, que supone siempre una comunicación entre ambos, santos y nosotros. La experiencia indica además que esa comunicación es de doble vía, enviamos y recibimos comunicación, aunque a veces no podamos percatarnos por la “suciedad” de nuestros sensores.
Fuente: Taylor Marshall para Canterbury Tales


La Iglesia Católica pide a un santo en el cielo la oración por las personas, como una persona podría pedirle a un amigo oración. Sin embargo, existe una gran diferencia entre pedirle a un amigo que ore por mí que pedirle a San Pablo que ore por mí.

Por ejemplo, un amigo que está de pie en la sala me oye decir: “por favor, oren para que yo prepare una buena conferencia para la clase de mañana.” Si yo fuera a pedir la misma “oración” a San Pablo, es obvio que no se presentaría en la sala con los oídos corporales listo para recibir mi petición vocal.

Entonces, ¿cómo esta oración se transmite a San Pablo? ¿Y si hay 2.000 personas pidiendo oraciones a San Pablo al mismo tiempo?
Algunos protestantes suponen que los católicos creen que los santos son omniscientes y/o omnipotentes. La Iglesia Católica no enseña que los santos en el cielo son omniscientes y/o omnipotentes. Así que si no son omniscientes, ¿cómo es que “escuchan” las peticiones de oración que vienen de la tierra?

La respuesta es el Espíritu Santo. San Agustín enseña que al igual que la Iglesia es el cuerpo de Cristo, el Espíritu Santo es el “alma de la Iglesia.”

Lo que el alma es en nuestro cuerpo, lo es el Espíritu Santo al cuerpo de Cristo, la Iglesia (Sermón 267, 4: PL 38, 1231 D).

La presencia del alma en el cuerpo humano es lo que permite que los mensajes se muevan a través del cuerpo. El cerebro puede provocar que los dedos se mueva o el ojo vea. Pero esto no puede suceder en un cuerpo muerto. El alma es lo que permite que los mensajes viajen por el cuerpo. Si le quitas el alma, el cerebro no puede pedir mover los dedos del pie y el estómago no puede pedir a las manos y la boca que le den de comer.

Esto es en la comunión de los santos. El Espíritu Santo permite que el sistema nervioso central del cuerpo de Cristo envíe mensajes de ida y vuelta el uno al otro. El Espíritu Santo es quien da a los santos su condición de “santos”.

Aquí viene una primera objeción. Si lo que usted dice es verdad y el Espíritu Santo transmite “las peticiones de oración” de nosotros a los demás cristianos en el cielo, ¿por qué no puedo enviar una petición de oración por telepatía a un cristiano que vive en China?

La primera objeción se responde a cuenta del “tiempo y espacio.” Si estamos separados por el tiempo y el espacio de otra persona, no podemos comunicarnos. (Esto no es del todo cierto en la era de los teléfonos celulares y correo electrónico).

El santo no es glorificado en el tiempo o el espacio. Esto es un misterio. Así que él o ella de alguna manera pueden escuchar un millón de oraciones “a la vez” por medio del Espíritu Santo, que es infinito.

Una segunda objeción. Si lo que usted dice es verdad y el Espíritu Santo transmite “las peticiones de oración” de nosotros los cristianos en el cielo, ¿por qué no nos pueden enviar mensajes personales a la vuelta?

La segunda objeción se responde mediante el reconocimiento de que los santos a veces “envían mensajes” a los fieles en la tierra. Por ejemplo, san Gregorio de Nisa explica que San Gregorio el Iluminador recibió una visión en la que:

“Él escuchó que había aparecido una mujer exhortando a Juan el Evangelista explicar a un joven el misterio de la fe verdadera. Juan, por su parte, declaró que estaba totalmente dispuesto a complacer a la Madre del Señor, incluso en esta materia y que esto era lo más cercano a su corazón. Y así, la discusión llega a su fin, y después de haber dejado bien claro y preciso para él, los dos desaparecieron de su vista.” (San Gregorio de Nisa, Vida de San Gregorio Taumaturgo)

Aquí tenemos un ejemplo de la Santísima Virgen y San Juan apóstol que aparecen a alguien en la tierra con un mensaje. La historia de la Iglesia está llena de ejemplos de este tipo.

Una última objeción. ¿Pero no es la oración a los muertos un pecado de nigromancia?

Técnicamente, la nigromancia es consultar a los muertos con el fin de discernir el futuro. La nigromancia palabra deriva de Nekros, “muerto”, y manteia, “adivinación”.
En primer lugar, los santos en el cielo no están “muertos”. Ellos están vivos en Cristo, ¡más vivos que nosotros! “Él no es un Dios de muertos, sino de vivos; Ustedes están muy equivocados” (Marcos 12:27).

En segundo lugar, los católicos no pedimos a los santos oración para que puedan predecir el futuro. Tal vez la tía de alguien en México haga conjuros a través de la combustión de hierbas y la invocación a los santos, pero eso no es lo que la Iglesia Católica enseña o promueve. Es un abuso y no la norma.

En última instancia, los santos glorificados en el cielo asumen su identidad sacerdotal como el pueblo de Dios. Esta identidad sacerdotal implica la intercesión y para que ellos continúen el amor con nosotros, lo único que ellos pueden hacer es orar por nosotros. “Estamos rodeados por una gran nube de testigos” (Hebreos 12:1).

¡Todos los Santos, rueguen por nosotros!



martes, 8 de abril de 2014

SANTO DE HOY 8 DE ABRIL

SAN AMANCIO DE COMO

Canterbury, Inglaterra 
(siglos IV-V  448) 
Canonización: pre-congregación
 Obispo, que fue el tercero en la cátedra de esta Iglesia y fundó la basílica de los Apóstoles.



¡Oh, llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres,
rompe la tela deste dulce encuentro.

¡Oh, cautiverio suave!
¡Oh, regalada llaga!
¡Oh, mano blanca ¡Oh, toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando muerte en vida la has trocado.

¡Oh, lámparas de fuego
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras,
y en tu aspirar sabroso
de bien y gloria lleno
cuán delicadamente me enamoras!




OTROS SANTOS


Beato Augusto Cazartoryski. Paris - Alassio, Savona en la Liguria, en la costa del golfo de Génova, Italia (1858  1893) Venerable: 1/12/1978. Beatificado 25/04/2004
Santo Ágabo. Judea, Israel ( s.I) Profeta. Una leyenda de la orden del Carmelo atribuye a Ágabo la fundación de una iglesia en honor de la Madre de Dios
San Amancio de Como. Canterbury, Inglaterra (siglos IV-V  448) Obispo, que fue el tercero en la cátedra de esta Iglesia y fundó la basílica de los Apóstoles.
Beato Clemente de Ósimo. Orvieto, de la Toscana, Italia - Marcas Italia (Primeros del siglo XIII 1291) Clemente: Aquel que es comprensivo, bondadoso y capaz de perdonar, es de origen griego. Beatificado en 1761 el Papa Clemente XIII confirmó el culto ab immemorabili.
San Dionisio de Alejandría. Alejandría, Egipto (†c.265) Conocido como San Dionisio Magno o El Grande.
San Dionisio de Corinto. Corinto, Grecia (180) Obispo. Dionisio: Aquel que mantiene la fe en Dios, es de origen griego.
Beato Domingo del Santísimo Sacramento (Iturrate Zubero). Dima, Vizcaya, España - Belmonte, Cuenca, España (1901 1927) Beatificado el 30 de Octubre de 1983 por el Papa Juan Pablo II. Presbítero de la Orden de la Santísima Trinidad.
Santa Julia Billart (María Rosa). Cuvilly, Bélgica - Amiens, Francia (17521816)  Pablo VI la canonizó el 22 de julio de 1969. fundadora del Instituto de Nuestra Señora y propagó la devoción al Sagrado Corazón de Jesús.
Beato Julián de San Agustín.  Medinaceli, Soria, Castilla la Vieja, España (1553 †1606) Religioso de la Orden de Hermanos Menores Descalzos. Julián: Aquel que pertenece a la familia Julia, es de origen latino. Beatificado el 23 de mayo de 1825 por el Papa León XII.


martes, 11 de marzo de 2014

SANTO DE HOY 10 DE MARZO

SANTOS MÁRTIRES DE SEBASTE
 Armenia, Cilicia, Turquia  (320)


Oh, Santos Mártires de Sebaste,
vosotros sois los hijos del Dios
de la vida y aquellos que servíais,
a terrenas potestades y por propia
voluntad, escogisteis poneros al
servicio de Cristo, al abrazaros
a su Cruz y vuestros verdugos os
condenaron al martirio y cantabais
todos vosotros el Salmo Noventa:
“Al que se declara en mi favor lo
defenderé, lo glorificaré y con él
estaré en la tribulación”. Entonces,
ilumino se la cárcel y oísteis que
Cristo mismo, los animaba a sufrir
con valentía vuestra prueba y uno
a uno, todos vosotros elevados
fuisteis al cielo eterno y corona de
luz recibisteis como premio, por
vuestro amor y lealtad suprema;
Oh, Santos Mártires de Sebaste.
© 2011 by Luis Ernesto Chacón Delgado


OTROS SANTOS


San Attalo. (Siglo VII) 
San Droctoveo. París, Francia.  (c. 580). (Siglo VI) 
San Juan de Mata. Francia (1160 1213) Fundador de la Comunidad de la Sma. Trinidad, o Padres Trinitarios 
San Víctor, mártir. África
Beato Elías del Socorro Nieves del Castillo. Cortázar, en México (Siglo XX ) Presbítero de la Orden de los Hermanos de San Agustín y mártir, que en el furor de la persecución, hecho prisionero por desempeñar ocultamente el ministerio, fue fusilado por odio al sacerdocio.
Beata María Eugenia Milleret de Brou. París, Francia  virgen, fundadora de la Congregación de Hermanas de la Asunción, para la educación cristiana de niñas.
San Macario de Jerusalén. Israel († 335) Obispo de Jerusalén

SÍGUENOS

Instagram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...