sábado, 29 de diciembre de 2012

SANTO DE HOY 29 DE DICIEMBRE

SANTO TOMÁS BECKET
Londres, Reino Unido - Canterbury, Reino Unido
(1118 †1170)
Canonizado el 12 de julio de 1174 por Alejandro III
Mártir, Obispo. "Tomás", del arameo: "El Mellizo".
Atributos: Arzobispo, con la mitra, el báculo, una espada clavada en su cráneo



Oh, Santo Tomás Becket, vos, sois

el hijo del Dios de la vida y su
amado santo. Aquél mismo que, su
vida entregara por la defensa de
la Doctrina Católica. Dijisteis a
vuestro rey premonitoriamente así:
“Si acepto ser Arzobispo me sucederá
que el rey que hasta ahora es mi
gran amigo, se convertirá en mi
gran enemigo”.

“Ya verá que los envidiosos
tratarán de poner enemistades
entre nosotros dos. Además el poder
civil tratará de imponer leyes que
vayan contra la Iglesia Católica
y no podré aceptar eso. Y hasta el
mismo rey me pedirá que yo le apruebe
ciertos comportamientos suyos, y
me será imposible hacerlo”.

Y, sucedió así. Vos a menudo decíais a
vuestros sacerdotes: "Muchos ojos ven mejor
que dos. Si ven en mi comportamiento
algo que no está de acuerdo con mi
dignidad de arzobispo, les agradeceré
de todo corazón si me lo advierten”.

Vuestra rutina diaria: orar, teología
estudiar, repartir limosnas a los
pobres, compartir vuestra mesa y durante
ellas escuchar la lectura de algún
libro religioso y visitar enfermos.

Además, os dabais tiempo para con
vuestros sacerdotes, examinándolos
rigurosamente en su conducta y su
preparación. Os opusisteis de radical
manera, a los cuantiosos impuestos
a los bienes de la Iglesia Católica.

Montó, en colera el impío Enrique II,
que os cortó la cabeza y la vida,
mas no vuestra alma. Partisteis a
la gloria del Padre diciendo: “Muero
gustoso por el nombre de Jesús y en
defensa de la Iglesia Católica”. Y,
coronado fuisteis, con corona de luz
como premio a vuestro amor y lealtad;
oh, Santo Tomás Becket, “verdad y luz”.
© 2012 by Luis Ernesto Chacón Delgado



OTROS SANTOS

Beato Pedro el Venerable.  Cluny, Francia (†1156) Abad
Conmemoración de San David, rey y profeta, hijo de Jesé bethlehemita, que encontró gracia ante Dios y fue ungido con el santo óleo por el profeta Samuel para regir el pueblo de Israel. Trasladó a la ciudad de Jerusalén el arca del Señor, y Dios le juró que su descendencia permanecería para siempre, porque de él nacería Jesucristo según la carne.

En Arlés, lugar de Provenza, en la Galia, actual Francia, San Trófimo, considerado como el primer obispo de esta sede. (s. III)


En Cartago, actual Túnez, san Libosio, obispo de Vaga y mártir, que en el Concilio de Cartago afirmó acerca del bautismo de los herejes: "Cristo dijo en el Evangelio: Yo soy la verdad, y no dijo: Yo soy la costumbre". (c. 258)


En Milán, región italiana de Liguria, San Martiniano, obispo. (c. 431)

En Constantinopla, hoy Estambul, Turquía, San Marcelo, abad del monasterio de los Acemetes en el Bósforo, donde día y noche, sin cesar, se cantaban salmos. (c. 480)
En Exmes, población de Neustria, actual Francia, San Ebrulfo, abad del monasterio de Saint-Fuscien, en tiempo del rey Childeberto. (c. 596)
En Palermo, en la región italiana de Sicilia, Beato Gerardo Cagnoli, religioso de la Orden de los Hermanos Menores, que durante mucho tiempo hizo vida eremítica. (1342)
En Londres, Inglaterra, Beato Guillermo Howard, mártir, que, siendo vizconde de Stafford, profesó la fe católica, y por esto fue acusado de conspirar contra el rey Carlos II y, debido a esto, sentenciado a morir degollado por su fe en Cristo. (1680)
En Seúl, ciudad de Corea, Santos Benedicta Ion Kyong-nyon, viuda y catequista, y seis compañeros (*), mártires, todos los cuales sufrieron muchos suplicios a causa de ser cristianos, y acabaron decapitados. (1839)
En Paterna, región de Valencia, en España, Beato José Aparicio Sanz, presbítero y mártir, que derramó su sangre por Cristo al arreciar la persecución contra la fe. (1936)
En el pueblo de Picadero de Paterna, también en Valencia, Beatos mártires Enrique Juan Requena, presbítero, y José Perpiñá Nácher, los cuales lucharon noblemente por Cristo. (1936)
En la localidad de San Miguel de los Reyes, de nuevo en Valencia, Beato Juan Bautista Ferreres Boluda, presbítero de la Orden de la Compañía de Jesús y mártir, que durante la misma persecución, imitando la pasión de Cristo, consiguió la palma del martirio. (1936)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUENOS

Instagram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...