miércoles, 27 de marzo de 2013

MIÉRCOLES SANTO




Edición MariamContigo
MIÉRCOLES SANTO 
27/03/2013

Jesús se queda en Betania. Simón, el leproso que había sido curado por Jesús, invita al Señor a comer en su casa, por lo agradecido que le estaba. Mientras están comiendo, entra en la casa una mujer del pueblo llamada María; rompe un frasco de perfume carísimo y lo echa a los pies del Señor. Los besa y los seca con sus cabellos. A Jesús le gustó ese detalle de cariño.


Es entonces cuando Judas busca a los jefes del pueblo judío y les dice: "¿Qué me dais si os lo entrego?". Ellos se alegraron y prometieron darle dinero.


¿Eres agradecido como Simón por las veces que a ti también te he curado de tus pecados? Cada vez, después de confesarte, dale gracias por haberte perdonado.


A Jesús le gustará que hoy tengas algún detalle de cariño con Él, como María. Piensa ahora uno concreto y regálaselo ya.


El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús. 


Hoy se marca el final de la Cuaresma y el comienzo de la Pascua, a partir de hoy comienzan los días más importantes para la religión cristiana.



Hoy es el primer día de luto de la iglesia, con esto se llega al fin de la Cuaresma, se anticipa el Jueves Santo y entramos en el corazón de la Semana Grande.

La primera parte de la Semana Santa cristiana llega a su fin con la celebración de este día. Hasta este día lo que se ha celebrado se denomina también Pre-Pascua.

La palabra Pascua significa “paso” Dios pasa liberando. Significa por lo tanto, ya desde el Antiguo Testamento, el paso de una vida de esclavitud a una vida de libertad, y a partir de hoy es lo que se va a conmemorar hasta el Domingo de Resurrección.

El episodio de la condenación de Cristo por la traición de Judas es el que convirtió los miércoles en días de ayuno para los católicos, aunque luego se pasara la tradición del ayuno a los viernes. En cuanto a la tradición del ayuno durante la Cuaresma, se ha visto reducida a evitar el consumo de carnes los viernes. Por ello también es conocida la Semana Santa, ya que ha dado origen a tradiciones gastronómicas que ya están muy arraigadas y a la preparación de platos que sólo se degustan en estas fechas como es el caso del potaje o las famosas torrijas.

En la liturgia cristiana se da lectura a la Pasión según san Lucas y también se hace la lectura de la traición de Judas Iscariote en este caso en relato de San Mateo. El miércoles, es además junto con el viernes, el día penitencial de los tiempos de penitencia (Adviento, Cuaresma y Témporas), así que intensifican las prácticas piadosas y las procesiones penitenciales.


El miércoles era antiguamente el día determinado por la Iglesia para el ayuno...Hoy en día estas tradiciones han cambiado dejando paso a otras que nos han dejado como herencia especialidades culinarias que sólo se disfrutan durante estos días.



Podremos ver que en algunas ciudades salen de procesión imágenes que conmemoran la traición de Judas con su beso, como mencionamos siempre, esto varia de una comunidad a otra, ya que este pasaje en algunas ciudades sale a la calle el Domingo de Ramos. 

Como curiosidad mencionar que en algunos lugares de América, las imágenes de Cristo crucificado muestran una llaga profunda en la mejilla izquierda y cuentan que esa llaga representa el beso de Judas.

Al ser estas fiestas las más importantes en la creencia cristiana, se realizan muchos actos importantes que sólo se dan ahora y que servirán a lo largo del siguiente año litúrgico que en esta semana comienza,como es la celebración de la Misa Crismal en ella, los obispos de las distintas Diócesis proceden a la bendición del denominado Santo Crisma, que será utilizado durante el año para los Bautismos, en las confirmaciones y en la unción de los enfermos. Durante la Eucaristía de esta misa los sacerdotes renuevan sus promesas sacerdotales. Así para ellos este día cobra más valor a un nivel religioso, no sólo por ser el ecuador de la Semana Santa y ser día grande.

Como lo que se recuerda es cuando Jesús es hecho preso por los romanos, este tema es el que prevalece en las procesiones. En Málaga, por ejemplo, se acude por la noche a ver la Procesión de los Panaderos donde la imagen es una talla donde aparece judas acompañado de dos romanos cuando van a prender a Jesús en el monte. Si bien las procesiones nocturnas sobrecogen, no se quedan atrás las que se celebran a lo largo del día.

Al ser el día siguiente festivo a nivel nacional, ya al caer la tarde se empiezan a celebrar mayor número de procesiones y de mayor importancia o asistencia, según como quiera valorarlo cada uno. El miércoles santo es un día que se puede aprovechar para poder disfrutar de las procesiones ya que no hay tanta gente como en días posteriores.


Al caer la tarde comienzan a celebrarse un mayor número de procesiones que en los días anteriores, y con mayor número de asistentes ya que los días siguientes son fiesta nacional y la gente tiene la posibilidad de disfrutar de ellas.



Como recomendación decir que es mejor verlas en calles anchas ya que si el paso es grande no podemos apreciar bien su hermosa belleza. Y no sólo disfrutar del espectáculo visual que nos ofrecen sino también intentan distinguir los aromas de azahar y jazmín, los inciensos, y el aroma de las flores que adornan los pasos que quedan impregnados en las ciudades. 

Ya el Miércoles veremos que las ciudades se abarrotan de gentes de todos los puntos del planeta, entre ellos turistas, curiosos, y como no los cofrades amantes de la Semana Santa preparados para vivir intensamente los días posteriores sin pausa.



Lectura

“Mi Señor me ha dado una lengua de iniciado, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me espabila el oído, para que escuche como los iniciados”. (Is 50, 4-5)


-«Id a la ciudad, a casa de Fulano, y decidle: "El Maestro dice: Mi momento está cerca; deseo celebrar la Pascua en tu casa con mis discípulos."» (Mt 26, 18)

Meditación

Cuando se sufre la prueba, es posible que no se acierte a comprender la sabiduría que concede y que, después, va a ser el mayor título para poder acompañar a otros en los mismos sufrimientos.


¡Qué diferente es hablar de oídas, a hacerlo como testigo, por haber sido probado en aquello mismo que se está llamado a acompañar! ¡Cómo se agradece la palabra del que la dice desde las entrañas, y no como consejo aprendido!


Son muchos los que a pesar de no tener una práctica religiosa frecuente, ante la contemplación de imágenes del Crucificado, o de pasos de Pasión, sienten una emoción especial y un acompañamiento íntimo en su propio dolor, y comprenden que los padecimientos de Jesús son el mejor antídoto contra la desesperanza y el abismo de la soledad.


Estos días estamos llamados a escuchar la palabra de aliento que nos ofrece Aquél que ha entregado su vida por nosotros, para que en cualquier circunstancia nos sintamos comprendidos.


La Palabra nos hace hoy una invitación que podemos personalizar de diferente manera. Se trata del deseo que revela el Maestro a sus discípulos: “Deseo celebrar la pascua en tu casa”. Si recibiéramos esta noticia, ¿le dejaríamos a Jesús nuestros aposentos? Él quiere tener necesidad de nuestra habitación más íntima, del piso alto de nuestra estancia.


Dos llamadas nos hace hoy la Palabra: no rehuir la prueba, porque de ella se derivará tanto propio conocimiento como capacitación para escuchar el dolor de otros,  y  habilitar nuestro interior porque Jesús desea celebrar su Pascua con cada uno de nosotros.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUENOS

Instagram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...