miércoles, 22 de agosto de 2012

SANTO DE HOY 20 DE AGOSTO

SAN BERNARDO DE CLARAVAL (CLAIRVAUX)
Fontaines-lès-Dijon, Borgoña, Francia - Claraval, Francia 
(1090 †1153)
 Abad Cisterciense, Doctor de la Iglesia
Etim. de Bernardo: "Batallador y valiente". (Bern=batallador; Nard=valiente)

Canonizado 1174
Atributos: Báculo, libro
Patronazgo:  Gibraltar, Algeciras, apicultores

 

Oh, San Bernardo; vos, sois el hijo del Dios vivo y quizás, 
 por tanto preguntarme deba y preguntaros a vos:
¿Qué carisma habría encerrado en
vos, Aquél que todo lo sabe y lo
ve? ¿Con que fuerza os sedujo, que
un poco más, hacéis de vuestra casa;
convento familiar? ¡Sólo Dios! y más
nadie, capaz es, de tamaño milagro.
 
Qué dulzor en vuestro hablar, que
atraían como abejas al panal celestial,
a los jóvenes de vuestro tiempo. No
en vano, os llamaban “El cazador de
almas y vocaciones, y doctor “boca
de miel”.Porque, también de vos, son
las palabras a la “Llena de Gracia”,
de la salve: “Oh clemente, oh piadosa,
oh siempre dulce Virgen María”.
 
-Vuestro reverendísimo amor celestial-.
“Batallador y valiente”, como honor,
hicisteis al significado de vuestro
nombre, así también, elevasteis vuestro
espíritu hasta la misma casa del Padre:
“Mi gran deseo -decíais vos- es ir a ver
a Dios y a estar junto a Él. Pero el amor
hacia mis discípulos me mueve a querer
seguir ayudándolos. Que el Señor Dios
haga lo que a Él mejor le parezca”. Y,
a Él, le pareció que habíais trabajado
de sublime y estoica manera, que os
premió ciñéndoos corona justa de luz;
oh, San Bernardo; ”cazador de almas”.
© 2012 by Luis Ernesto Chacón Delgado


OTROS SANTOS

San Samuel profeta. Conmemoración de san Samuel, profeta, quien llamado por Dios, siendo aún niño, fue después juez en Israel y, por mandato divino, ungió a Saúl como rey de su pueblo, pero rechazado éste por su falta de fidelidad, confirió también la unción real a David, de cuya descendencia había de nacer Cristo.
San Filiberto de Noirmoutier. En el monasterio de Noirmoutier, en la isla de Hero, en la costa de Aquitania, san Filiberto, abad. Fundó y dirigió primeramente el cenobio de Jumièges y después el de Hero (c. 684). (Siglo VII)
San Cristóbal de Córdoba. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Leovigildo y Cristóbal, monjes. Durante la persecución llevada a cabo por los musulmanes proclamaron espontáneamente a Cristo delante del juez, por lo cual fueron decapitados, recibiendo así la palma del martirio. (Siglo IX)
San Leovigildo de Córdoba. En Córdoba, en la región hispánica de Andalucía, santos mártires Leovigildo y Cristóbal, monjes. Durante la persecución llevada a cabo por los musulmanes proclamaron espontáneamente a Cristo delante del juez, por lo cual fueron decapitados, recibiendo así la palma del martirio. (Siglo IX)
San Máximo de Chinon. Cerca de la fortaleza de Chinon, en el territorio de Tours, en Aquitania, san Máximo, discípulo de [san Martín], que primeramente fue monje en el lugar de Ile-Barbe, cerca de Lyon, y posteriormente fundó un monasterio a la orilla del río Vigenne, en el que murió en edad muy avanzada (s. V). (Siglo V)
Beato Bernardo Tolomeo. En Siena, de la Toscana, muerte del beato Bernardo Tolomeo, abad y fundador de la Congregación Olivetana según la Regla de san Benito. Trabajó con gran empeño por la disciplina monástica y, cuando la peste asolaba Italia, murió entre los monjes de Siena, expuestos al mismo peligro. (Siglo XIV)
Beato Gervasio Brunel. En una nave anclada frente a Rochefort, en la costa francesa, beatos Luis Francisco Le Brun y Gervasio Brunel, presbíteros y mártires. Uno era monje de la Congregación Benedictina de san Mauro, y el otro, prior de la abadía de la Trapa, de la Orden Cisterciense. Ambos, retenidos de manera inhumana durante la Revolución Francesa, consumaron el martirio agotados por la enfermedad. (Siglo XVIII)
Beato Ladislao Maczkowski. En el campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, en Baviera, de Alemania, beato Ladislao Maczkowski, presbítero y mártir, que, polaco de nacionalidad, fue deportado en tiempo de guerra y defendió la fe, entre torturas de muerte, ante los enemigos de la dignidad humana y cristiana. (Siglo XX)
Beato Luis Francisco Le Brun. En una nave anclada frente a Rochefort, en la costa francesa, beatos Luis Francisco Le Brun y Gervasio Brunel, presbíteros y mártires. Uno era monje de la Congregación Benedictina de san Mauro, y el otro, prior de la abadía de la Trapa, de la Orden Cisterciense. Ambos, retenidos de manera inhumana durante la Revolución Francesa, consumaron el martirio agotados por la enfermedad. (Siglo XVIII)
Beata María Climent Mateu. En la ciudad de Játiva, en la región de Valencia, en España, beata María Climent Mateu, virgen y mártir, que, en el tiempo de la persecución, mereció ser configurada con Cristo por su muerte en la fe. (Siglo XX)
Beata María de Matías, En Roma, beata María de Matías, virgen, que fundó el Instituto de las Hermanas de la Adoración de la Preciosísima Sangre del Señor. (Siglo XIX) 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUENOS

Instagram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...