sábado, 4 de agosto de 2012

SANTO DE HOY 4 DE AGOSTO


SAN JUAN MARIA VIANNEY
 Juan Bautista Vianney
Cura de Ars.
Dardilly, Lyon, Francia - Ars-sur-Formans, Francia 
(1786 †1859) 
Beatificado el 8 de enero de 1905 por San Pío X
Canonizado el 31 de mayo de 1925 por Pío XI
Sacerdote
Patrón de los Sacerdotes


Oh, San Juan María Vianey; vos, sois
el hijo del Dios de la vida y cantor

de las gracias del cielo. Nadie como
vos, para con las almas charlar y la
confianza y la amistad devolverles con
Dios. Vuestra parroquia, convertisteis
de “pobre e infeliz”, en una “rica y
feliz”, porque, en vos, se cumplió lo
que San Pablo había dicho: “Dios ha
escogido lo que no vale a los ojos del
mundo, para confundir a los grandes”.

 
Y, así fue, hasta el día en que, os
abrazasteis a la cruz de Cristo, para
ordenaros de sacerdote, y hacer de Ars,
un oasis santo del cielo. Y, todo en
mérito, a vuestra oración constante
ante el Sacramento Santísimo, a vuestras
duras penitencias y vuestro claro hablar
en los sermones diarios, en contra de
los vicios de vuestra feligresía. Cuando
confesando estabais, decíais vos: “El
confesionario es el ataúd donde me han
sepultado estando todavía vivo”. Y, así
era, pero, justo ahí, conseguíais grandes
victorias en favor de aquellos hermanos
nuestros, por medio del amor a Cristo.

 
Increíble parecía que, cuando llegasteis
a Ars, un hombre solamente, a Misa iba,
y, cuando vos, de existir dejasteis,
solamente había un hombre en Ars, que
no iba a Misa. Y, así y todo, siempre
os creísteis un miserable pecador. Y,
jamás hablabais de vuestras obras o
éxitos obtenidos. A un hombre, que os
insultó en la calle, pidiéndole perdón
le escribisteis, por todo, como si vos,
hubierais sido su ofensor. Así, negando
os a vos mismo brillar, hicisteis que
el espíritu de Cristo lo hiciera, para,
a sus brazos volar, y premio justo recibir,
por vuestro amor y fidelidad, que dejará
nunca de brillar por la eternidad toda;
Oh, San Juan María, “Santo Cura de Ars”.
© 2012 by Luis Ernesto Chacón Delgado

"TE AMO, OH MI DIOS"
Autor: San Juan María Vianney

Te amo, Oh mi Dios.

 
Mi único deseo es amarte
Hasta el último suspiro de mi vida.
Te amo, Oh infinitamente amoroso Dios,
Y prefiero morir amándote que vivir un instante sin Ti.


Te amo, oh mi Dios, y mi único temor es ir al infierno
Porque ahí nunca tendría la dulce consolación de tu amor,
Oh mi Dios,
si mi lengua no puede decir
cada instante que te amo,
por lo menos quiero
que mi corazón lo repita cada vez que respiro.


Ah, dame la gracia de sufrir mientras que te amo,
Y de amarte mientras que sufro,
y el día que me muera
No solo amarte pero sentir que te amo.


Te suplico que mientras más cerca estés de mi hora
Final aumentes y perfecciones mi amor por Ti.
Amén.


OTROS SANTOS


San Aristarco de Tesalónica. que fue discípulo de san Pablo, fiel compañero en sus viajes y prisionero con él en Roma (Siglo I).
San Eleuterio de Tarsia .En Tarsia, de Bitinia, san Eleuterio, mártir (s. IV).
San Ruben. Estilita. Ermitaño. Rubén significa León o Lobo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUENOS

Instagram
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Loading...